Juegos sexuales para poneros a mil

Muchas veces nos olvidamos de la importancia que tienen los juegos sexuales y lo mucho que pueden mejorar una experiencia sexual. Explorar y jugar durante el sexo es una parte fundamental, ya que así se fomenta la química, se consigue una mayor complicidady se incrementa el placer.

Habrás escuchado a hablar de este tipo de juegos como juegos preliminares, aunque nosotros creemos que, para darles la importancia que se merecen, deberíamos empezar por dejar de llamarles “preliminares”. Te explicamos por qué.

>Dejemos de llamar “preliminares” a los juegos sexuales

¿Por qué los “preliminares” tienen un problema de naming? Pues muy sencillo. En primer lugar, porque referirse a ellos como “preliminar” implica que son “algo previo a”, y todos sabemos lo que erróneamente se espera tras estos “preliminares”: la penetración.

Por desgracia, el sexo en muchas ocasiones, aún se percibe desde una visión muy “coitocentrista” o “falocentrista”. En otras palabras, el sexo está muy enfocado en las relaciones exclusivamente heterosexuales y en el pene como única fuente de placer para llegar al orgasmo. Pero es sabido que las relaciones sexuales son muy diversas y que existen infinidad de posibilidades en la cama sin tener que terminar en la penetración.

Imagina que, por el motivo que sea, te es difícil conseguir o mantener una erección. ¿Qué hacemos? ¿Fin de la historia? Por supuesto que no. Porque por suerte hay mil juegos de los que podéis tirar para estimularos mutuamente y haceros llegar al orgasmo sin penetración.

¿Otro ejemplo? Cuando las mujeres homosexuales tienen sexo, ¿debe haber penetración para considerarse sexo? ¡Claro que no! Y es que el sexo engloba desde el primer beso hasta el último orgasmo, pasando por todos los tipos de estimulación, masturbación, juegos…

En fin, que ver la penetración como única razón de ser del acto sexual es un error. Y para darle el peso que deberíamos darle, te contamos los juegos sexuales que poner en práctica para subir la temperatura, aumentar el deseo y la excitación.

>Juegos sexuales, “paso obligatorio” en todo acto sexual

Las películas (no solo las pornográficas) y nuestro entorno, nos han metido en la cabeza una imagen del sexo muy distorsionada. Lo verdaderamente importante en el sexo, es decir el paso obligatorio” durante los encuentros sexuales, no es la penetración sino los juegos sexuales. Sin ellos sería mucho más difícil llegar al orgasmo, ¿no crees?

>La mejor forma de excitarse

Lo más importante de los juegos eróticos es que son un factor fundamental para poner nuestro cuerpo a la temperatura adecuada. Y, sobre todo, son imprescindibles para aquellas personas que tienen mayor dificultad para llegar al orgasmo. Cuánto más tiempo se dedique a jugar en pareja, mayor lubricación habrá. Y no solo eso: sino que ayuda a conectar gracias a las caricias, los besos, las miradas…

Existen muchas formas de conseguirlo: bailes, sexo oral, juegos… Os dejamos algunas ideas. Eso sí, lo más importante es que ambos os sintáis a gusto.

>Sexo oral, el juego estrella

La felación y el cunnilingus son de las formas de estimulación más conocidas y de las más practicadas, aunque a veces nos podemos sorprender, ya que no todas las parejas lo hacen tan a menudo. Lo importante es hacerlo jugando con tu pareja, háblale mientras lo haces, juega con la zona, ve probando ritmos y presiones diferentes. ¡Importante! No te fuerces si no te gusta o no te apetece, hazlo solo si realmente lo disfrutas. Cada pareja lo hace a su manera y lo mejor es que te dejes llevar por el momento y que escuches a tu amante. Sus expresiones, sus comentarios, sus gemidos te pueden dar muchas pistas. Y, si quieres aumentar el placer podéis practicar un 69, de esta forma sentiréis placer ambos, de forma simultánea.

>Estimulación y caricias con las manos

Es otro de los juegos más comunes. Puedes tocar las zonas más erógenas de tu pareja y acariciarlas o usar tu boca para una mayor estimulación. Hay parejas a quienes les gusta masturbarse solas delante del otro y jugar con la excitación mutua.

>Activa tu sexto sentido

Ya se sabe que anular un sentido hace que se potencien otros. Así es, por ejemplo taparle los ojoshará que se aumente la excitación y se active la imaginación. Se potenciará el tacto, el olfato y el oído pero también la imaginación. Tu pareja no sabrá qué es lo que vas a hacer y eso hará que cualquier mínima caricia se multiplique por dos. Al taparle los ojos podrás hacer lo que más te apetezca: besarle todo el cuerpo, acariciar a tu pareja con una pluma por varias zonas de su cuerpo y con especial cuidado a las más erógenas, puedes jugar con un hielo, jugar a hacerle un masaje con algún lubricante especial, pintarle algunas zonas del cuerpo con chocolate o nata e ir chupándolo poco a poco… Tú decides.

>Masajes eróticos

Otra alternativa es, sin taparle los ojos, hacerle un masaje que sea sensual. Compra algún aceite especial y/o un lubricante y ve recorriendo su cuerpo con él a la vez que le vas a haciendo un masaje lentamente. Tú conoces mejor que nadie cuáles son sus zonas más delicadas así que, no vayas de primeras a ellas, pero sí ve acercándote poco a poco…

>Ver vídeos eróticos en pareja

Este es unos de los juegos para el que se necesita cierta confianza, para evitar generar momentos incómodos. Un punto importante es: el elegir ambos juntos qué vídeo ver. Juntos podéis decidir, incluso podéis ir jugando mientras tanto y lo más importante es que no os quedéis viendo la película sin más, sino que podéisir interactuando entre vosotros.

Al final, el hecho de ver un vídeo erótico es excitante (incluso inspirador) por el hecho de verlo juntos. Una vez puesto podéis echar un vistazo a las escenas, pero sobre todo tenéis que ir jugando: tocaros, practicar sexo oral, caricias… Y poco a poco el vídeo cogerá un segundo plano y vosotros pasaréis a ser los protagonistas.

>No nos olvidemos de los besos

Evidentemente, los besos son uno de los mejores aliados para ponerse a tono. Además, hay muchos tipos de besos y muchos sitios que pueden ser besados para provocar a tu pareja e ir aumentando la temperatura poco a poco.

>Accesorios y juguetes eróticos

Otra forma de calentar el ambiente es introducir en tu juego algún juguete erótico o accesorio. ¿No sabes por dónde empezar? Te recomendamos que pruebes un vibrador y estimulador del punto G como Amy, un succionador de clítoris como el Satisfyer Pro 2+, vibrador prostático como Naughty boy, un plug anal como Shelki o un anillo vibrador como Oto.

>Striptease y ropa erótica

Se basa en sorprender a tu pareja, ya sea con un striptease que no se espera y le empieza a poner a tono o apareciendo con lencería sugerente. Lo ideal es conseguir excitar a tu pareja con el simple hecho de ver tus movimientos sensuales o ver cómo apareces con una lencería erótica que le despierte todos los sentidos.

>Sexting

Mandarse mensajes, fotos, vídeos o incluso notas de voz sugerentes antes de ver a tu pareja o si estáis a distancia, por ejemplo, es un juego sexual muy efectivo para aumentar las ganas y la excitación.

¿Te has quedado con ganas de más? Si quieres descubrirotros juegos para salir de la rutina, te recomendamos que te pases por este post.

Y ahora, ¿sigues pensando que estos juegos son solo “preliminares”? Todos estos juegos son parte del sexo y, como has visto, fomentan el conocimiento entre las parejas, ayudando a entender mejor vuestros gustos y preferencias sexuales. ¿Cuál es tu favorito?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0